Una década después de Seattle, los movimientos sociales que piden otra globalización vuelven a ser noticia por las manifestaciones contra la cumbre del G-20 en Londres. Se les ha vuelto a tildar de antisistema, anarquistas, radicales… pero muchas de las denuncias que llevan años formulando se han hecho realidad hoy. Al margen de algunos actos violentos puntuales, el grueso del movimiento alterglobalización y las ONG´s van más allá. Quieren convertirse en un agente social y participar en el debate para conformar un sistema económico más justo. Y lo hacen con propuestas para salir de la crisis.

Un pancarta contra el capitalismo en Londres
(Foto: Fickr/Nick.hider)

ATTAC ha elaborado una batería de medidas que incluye que se controlen los flujos internacionales de capital especulativo, que se establezcan impuestos internacionales para desincentivar las inversiones improductivas y para incentivar la creación de riqueza y que se grave la obtención de beneficios extraordinarios. Y en otro plano, que se controle la actividad bancaria, que se establezcan límites a la creación de dinero por los bancos mediante la utilización irresponsable de los depósitos de los clientes y que recupere la banca pública para garantizar la fluencia de financiación a la actividad productiva.

Intermon Oxfam también ha hecho públicas las medidas que considera que se deberían impulsar desde el G20: poner en marcha un paquete de rescate para los países de bajos ingresos de entre un 3 y un 5% de su PNB, para ayudarles a protegerse de la crisis y reactivar el crecimiento; reafirmar el compromiso con el 0,7; regular el sistema financiero internacional, incluyendo los paraísos fiscales, estableciendo un sistema de intercambio automático de información entre todas las autoridades; y reformar la gobernabilidad global ?? garantizando paridad de voz y voto entre los países desarrollados, economías emergentes y países en desarrollo en el Banco Mundial y el FMI, y con la Unión Africana.

Desde la Alianza Social Continental hablan del rechazo al principio de la liberalización progresiva del comercio y las inversiones; la reformulación de las reglas y principios del comercio internacional y de las inversiones de forma a permitir el desarrollo sustentable y con equidad social; el fortalecimiento de mecanismos de gobernabilidad global transparentes y democráticos; garantizar los derechos fundamentales a la alimentación, el agua, la vivienda, la salud, la educación, la cultura y el ambiente sano, por encima de cualquier derecho de los inversionistas y sin estar sometidos al ánimo de lucro; y la extensión de la propiedad y la intervención económica públicas para garantizar esos derechos.

La ONG Setem también ha querido participar en el debate y ofrecer soluciones ante la cumbre del G-20. Su propuesta es impulsar la banca ética frente al sistema tradicional de finanzas y han grabado un video para hacer campaña viral por Internet defendiendo este modelo.

 Imagen de previsualización de YouTube

 

Setem también pide la erradicación de los paraísos fiscales, una mayor regulación y control de los bancos e instituciones financieras, la participación de los países empobrecidos en el debate, invertir en la economía solidaria y apostar por la banca ética, creando empresas y empleos sostenibles.

La Alianza Española contra la Pobreza es otra de las organizaciones que plantea sus propuestas para que esta crisis no se cebe con los más débiles. Entre las medidas que preconizan figuran: el compromiso de que todos los ??planes de salvamento? estén sujetos a estrictas condiciones ambientales y sociales; que se adopten medidas concretas y contundentes en la lucha contra los paraísos fiscales y otras fórmulas de evasión fiscal; la cancelación de todas las deudas de los países empobrecidos; garantizar el control democrático de la economía regulando el sistema financiero y que se apueste por construir una Economía Verde, por el 0,7% y por los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 

NOTA: El movimiento alterglobalización fue, en efecto, erróneamente denominado en esta noticia como “antiglobalización“.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Hola compañeros, a este insteresante listado de “recetas” ha faltado también, lo que considera esencial el movimiento sindical mundial. En este enlace podeís acceder a sus propuesta:
    http://www.otromundoesposible.com/?p=2787

    En todo caso, resulta “chirriante” etiquetar como movimiento antigloblalización al oonjunto de organizaciones que encabezan una nueva propuesta para este mundo en crisis. Son los primeros en reclamar otra globalización más justa, equilibrada y sostenible…

    Un saludo.