BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La mayor acusación que recibe el gobierno de Zapatero es que la economía se ha afrontado desde una perspectiva poco socialdemócrata.

El PP dice que Zapatero es el causante del “mayor recorte de derechos sociales de la democracia”. Pero eso es completamente falso, pura mitología creada para justificar lo que hará cuando gobierne. Es verdad, sin embargo, que los recortes que ha realizado el gobierno de Zapatero podrían haberse hecho desde otra perspectiva, y no desde la dictada por Elena Salgado.

Vicenç Navarro explica en el diario Público que “ninguno de estos recortes (tanto los que hace el PSOE como el PP en sus comunidades autónomas) estaba anunciado en los programas electorales de los partidos gobernantes que los están haciendo. En realidad, todos ellos subrayaron en sus campañas electorales que no realizarían recortes en las transferencias y servicios que están siendo recortados”.

Vicenç Navarro expone en ese artículo del diario Público que una manera [de reducir el déficit] es mediante los recortes de gasto público social, pero no es ni la única ni la mejor manera de conseguirlo. Una alternativa es aumentando los impuestos:

Así, en lugar de congelar las pensiones (con lo que se intentan ahorrar 1.200 millones de euros), se podrían haber conseguido:

2.100 millones de euros manteniendo el Impuesto del Patrimonio,

o 2.552 millones si se hubieran anulado las rebajas de los impuestos de sucesiones,

o 2.500 millones si se hubiera revertido la bajada de impuestos de las personas que ingresan más de 120.000 euros al año, recortes de los impuestos apoyados ??todos ellos?? por los partidos que ahora hacen estos recortes de gastos.

O en lugar de los enormes recortes en sanidad que intentan conseguir un ahorro de 6.000 millones, podrían haber :

anulado la bajada del Impuesto de Sociedades de las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año (y que representan sólo el 0,12% de todas las empresas), recogiendo 5.300 millones de euros.

O en lugar de recortar los servicios públicos como sanidad, educación y servicios sociales (logrando un total de 25.000 millones de euros), podrían:

haber corregido el fraude fiscal de las grandes fortunas, de la banca y de las grandes empresas (que representa el 71% de todo el fraude fiscal), recogiendo mucho más, es decir, 44.000 millones.

O, en lugar de reducir los servicios de ayuda a las personas con dependencia (intentando ahorrar 600 millones de euros),

podrían haber reducido el subsidio del Estado a la Iglesia católica para impartir docencia de la religión católica en las escuelas públicas,

eliminar la producción de nuevo equipamiento militar, como los helicópteros Tigre y otros armamentos.

Print Friendly, PDF & Email