Según el último índice regional de competitividad de la Comisión Europea, España no cuenta con ninguna región entre las 80 más destacadas de la UE. Madrid es la mejor colocada entre las españolas, pero ocupa el puesto 83 de un total de 263 regiones, con una puntuación de 67.7 sobre 100 y junto con el País Vasco son las únicas dos regiones españolas que superan la media de la UE. Londres encabeza el ranking con 100 puntos. Le sigue la región británica de Berkshire, Buckinghamshire y Oxfordshire con 97,7 y la holandesa Utrech con 97,63. París y Estocolmo también se cuelan en el Top10.

El ranking de competitividad de la Comisión se elabora desde 2010 y se repite cada tres años. El concepto de competitividad regional se explica como la “habilidad de una región para ofrecer un entorno sostenible y atractivo para las empresas y que los residentes vivan y trabajen” y se evalúan 11 pilares, divididos en tres categorías -básicos, eficiencia e innovación- entre los que están instituciones, infraestructura, estabilidad macroeconómica, educación superior, tamaño del mercado laboral o capacidad tecnológica y sofisticación de los negocios.

Madrid es la única región española que se cuela entre las 100 más competitivas de la UE. Y obtiene buenas calificaciones en Innovación y en el apartado de salud, donde es la 2º de las 263 analizadas. La siguiente región española es el País Vasco, que se coloca en el puesto 119 con una puntuación de 57,8. Por detrás queda Navarra, que aparece en el puesto 148 con 51,6 puntos y a continuación Cataluña, es la cuarta región entre las españolas con 48,7 puntos que la colocan en el lugar 153º de la lista global y perdiendo posiciones con respecto a rankings anteriores.

La discreta posición de España refleja asimismo la disparidad entre zonas geográficas de la UE en este ámbito, Los países del centro del continente y los nórdicos obtienen puntuaciones muy superiores a la franja de los del Mediterráneo y la antigua Europa del Este. La cola en cuanto a competitividad la ocupan Grecia, el sur de Italia, Bulgaria y Rumanía.