BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La extrema derecha alienta la violencia contra las clínicas en las que se practican abortos. Ignorancia pura. En en esas clínicas se practican no solo interrupciones voluntarias sino también por imperativo médico. Pero aunque fuera así, resulta chocante que algunos sigan ansiando con nostalgia el camino de vuelta a la caverna. El regreso a la oscuridad a la superchería y la irracionalidad.

Las clínicas deben ser controladas por las autoridades. Sí. Eso garantiza que las personas que necesitan utilizar sus servicios, -por cierto amparados por la ley-, lo hagan con todas las garantías sanitarias y evita, por supuesto, otro tipo de abusos.  

Recordemos que el “supuesto terapeútico” autoriza la interrupción del embarazo en cualquier mes de gestación, ¿no sería mejor aceptar el aborto y establecer unos plazos para marcar bien los límites?

De esa forma se acotarían las posibilidades pero poniendo sobre la mesa más transparencia, sin tapujos ni miedos a un pensamiento único cada vez más envalentonado:

Cinco encapuchados atacaron la clínica de abortos Dator de Madrid, una de las más antiguas de España. Los agresores, todos hombres según el vigilante de seguridad del centro, lanzaron piedras y otros objetos contundentes contra los cristales de la clínica en la que pasaban la noche varias mujeres ingresadas, un médico y varias enfermeras. La cristalera del centro de abortos quedó totalmente destrozada. Esta es la segunda vez en menos de dos semanas que la clínica es atacada. Hace cuatro días un médico y dos enfermeras fueron agredidos a la salida del centro.

Concentraciones en las clínicas de abortos: Los jueces autorizan siete protestas, pese a la negativa de la delegación. Los jueces entienden que no se vulnera el derecho a la intimidad y a la salud por estar una hora delante de siete centros repartidos por la capital.

Print Friendly, PDF & Email