Una refugiada huye de DarfurAmnistía Internacional y otras ONG´s celebran el 4º Día Global de apoyo a las víctimas de Darfur (Sudán). En España, AI ha puesto en marcha una campaña de envío de cartas y faxes a la Embajada de Sudán para pedir al gobierno sudanés que coopere plenamente en el despliegue urgente de las tropas de la UNAMID.

Se trata de la nueva fuerza híbrida integrada 26.000 efectivos de la Unión Africana y Naciones Unidas, con el objetivo de proteger a la población civil y poner fin a las violaciones de derechos humanos que se suceden en Darfur. El despliegue está aprobado desde el pasado 31 de julio por el Consejo de Seguridad  y el gobierno sudanés ha autorizado su entrada en el país, pero las ONG´s aseguran que no es la primera vez que desde Jartum rompen sus promesas en cuanto la comunidad internacional baja la guardia.

Y denuncian que el trabajo de esta fuerza ha sido obstaculizado sistemáticamente por retrasos a la hora de obtener visados, autorizaciones para viajar o permisos de importación. Según los cálculos de la ONU, más de 200.000 personas han muerto durante los cuatro años de conflicto en Darfur. 4,2 millones de personas dependen de la ayuda humanitaria, de las cuales 2,2 millones se concentran en campos para desplazados. Y pese al tiempo pasado desde que se inició la crisis y a su cobertura mundial, la situación no mejora, incluso empeora. Entre enero y agosto de 2007, huyeron casi 250.000 personas, algunas de ellas por tercera o cuarta vez.

Aministía asegura que las milicias yanyawid, respaldadas por el gobierno de Sudán, y las fuerzas armadas del país siguen utilizando los asesinatos, las violaciones, los saqueos y los desplazamientos forzados como armas de guerra. Por todo ello, la urgencia para el despliegue de las fuerzas de UNAMID se hace cada día mayor.
.