La petrolera española y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han firmado un convenio para aplicar el Programa de Beneficios de las Comunidades (PBC) que la compañía lleva a cabo en la Península de la Guajira en el norte de Colombia. Es la primera vez que la ONU suscribe un acuerdo de colaboración con la industria petrolera en Colombia. Se trata del primer proyecto piloto a nivel global de estas características, por lo que PNUD tiene puestas grandes expectativas en su desarrollo.

(Foto: Flickr/Jgmontero)

A partir de este mes de febrero las comunidades indígenas y Repsol, con la ayuda del PNUD, definirán una serie de medidas centradas en mejorar el acceso al agua potable del pueblo wayuu de la Alta Guajira. El Ministerio de Minas y la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Colombia han apoyado activamente la firma de este convenio y las iniciativas de Repsol en Colombia.

El PBC se centra en mejorar las condiciones de vida y contribuir al desarrollo de las comunidades que viven en el área de influencia de Repsol. La presencia de Repsol en Colombia se centra en la zona costera de la Península de la Guajira y afecta municipio de Uribia y a los territorios de la Alta Guajira, que incluyen las poblaciones de Nazareth y Puerto Estrella. Las Comunidades de estas zonas, integradas por el pueblo wayuu, solicitaron expresamente participar en el Plan de Beneficio de las Comunidades de Repsol.