La prestigiosa agencia británica recoge en un artículo la posibilidad de que el nuevo gobierno español decida no cerrar Garoña en 2013, como dictaminó el Ejecutivo de Zapatero. Apuntan que se trata de la central nuclear más antigua de España, pero que el nuevo ministro de Industria se ha mostrado partidario de mantenerla operativa hasta 2019. Y recogen las críticas de los ecologistas.

La central de Garoña
(Foto: Flickr/nattydreaddd)

Reuters explica que “el recien estrenado gobierno de centro-derecha español podría permitir a una antigua planta nuclear permanecer abierta más allá del plazo de 2013 establecido para su cierre por sus predecesores socialistas. Los grupos ecologistas han protestado por el hecho de que España no está en sintonía con países como Alemania, que cerró siete plantas viejas después del desastre nuclear de Fukushima en Japón el año pasado y planea cerrar el resto dentro en una década.”

“En 2009, el entonces primer ministro, José Luis Rodríguez Zapatero ordenó que la planta de Garoña cerrará en 2013, dejando asi que se mantuviera operativa dos años más del periodo de referencia de 40 años de vida. La decisión de Zapatero se produjo después de que el Consejo de Seguridad Nuclear dictaminara que la planta podría funcionar de forma segura hasta el 2019.

Y citan como “el diario El Mundo informó que el ministro de Industria José Soria, quien asumió el cargo la semana pasada después de que su Partido Popular (PP) lograra la victoria en las elecciones del 20 de noviembre, dijo que no era `un defensor de infrautilizar esa capacidad de cinco años de producción´. Aunque Soria añadió que ninguna decisión firme se había adoptado aún”.

Print Friendly, PDF & Email