La base naval española va a ser la sede de la Operación Atalanta contra la piratería, la más importante operación militar de la Unión Europea, sustituyendo partir de 2019 a Northwood, la localidad británica, una vez que se consuma el Brexit. La candidatura de Rota, aliada con la base de Brest (Francia), era la favorita y finalmente, según ha confirmado la ministra de Defensa Margarita Robles, ha recibido el visto bueno del Consejo de Exteriores y Defensa de la UE y se ha impuesto a Roma (Italia) que también aspiraba a acoger esta misión.

(Foto: Flickr/Fmorondo)

Desde el pasado mes de abril, la  base naval gaditana tenía la certificación de la UE como cuartel general operacional (OHQ) convirtiéndose así en la quinta ciudad europea en tenerla tras París (Francia), Larisa (Grecia), Postdam (Alemania) y Roma (Italia). La base de Northwood era la quinta, pero tras la salida de Reino Unido perderá esta condición. Y para conseguir una función específica para Rota, España pidió el mando de Atalanta, la más importante operación militar que tiene en marcha la Unión Europe dedicada a combatir la piratería en el Índico y proteger los buques del Programa Mundial de Alimentos (WFP) con destino a Somalia y que se dirigía hasta ahora desde la base británica.

Para conseguir el objetivo, el gobierno se alió con Francia, a cuya base de Brest se mudará el Centro de Seguridad Marítima del Centro de África (MSCHOA), y organizó una “gran exhibición” de sus capacidades en Rota que incluso llamó la atención del prestigioso diario estadounidense Wall Street Journal que destacó el “show” y despliegue llevado a cabo por la Marian española. De hecho el artículo ya advertía de que la base gaditana era favorita para optar a la sede de Atalanta.

La elección de Rota fue tomada por el Consejo de Ministros de Defensa y Exteriores en su última reunión en Luxemburgo y refuerza las aspiraciones españolas de alcanzar poco a poco un mayor peso dentro de la estructura militar comunitaria. De momento, según ha explicado Margarita Robles, se ha llegado a un acuerdo político para que la base gaditana se elegida, algo que será ratificado oficialmente el próximo mes de julio por el Consejo.

El cuartel general europeo en Rota contará con 95 militares, de los que la mitad serán españoles. El coste de adecuación de las instalaciones será de 1,2 millones de euros y Defensa ya ha licitado las obras. Con esta decisión de la UE, España suma además su segunda sede conseguida con el Brexit, tras lograr que el Centro de Monitorización y Seguimiento de Galileo, el sistema europeo de navegación por satélite, se traslade de Swanwick (Inglaterra) a La Marañosa (Madrid).

Print Friendly, PDF & Email