Adrián Sack de La Nación conversa con radiocable.com sobre el conflicto por la posible nacionalización de YPF. Cree que la polémica ha pasado de ser entre un gobierno y una empresa a convertirse en una cuestión diplomática y “casi de nacionalismo”. Resalta que en España se aprecia un “cierre de filas” en torno a Repsol pero ninguna crítica a la compañía. Mientras que en Argentina, hay críticas tanto a los planes del gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner como a la gestión de la petrolera.

Adrian Sack

Adrián Sack explica que “aun no se sabe con seguridad si el gobierno expropiará YPF. Incluso se dice que el proyecto de ley presentado es una suerte de globo sonda que se presentó para probar reacciones que hasta el momento han sido totalmente negativas, tanto de España como también de la Unión Europea”. El corresponsal considera “llamativo” que lo que empezó como una disputa entre un gobierno y una empresa, se haya  “blanqueado como una disputa entre dos gobiernos, e incluso por lo que dijo el ministro Soria, entre dos países. Y en España  ha pasado de ser una disputa por intereses económicos a una disputa por nacionalismo”.

Sack añade que en Argentina se observa con simpatía a la idea de nacionalizar YPF, ya que se trata de una empresa que muchos argentinos asocian a un época de prosperidad perdida. Sin embargo en los principales medios como Clarín o La Nación se explican muchos matices: “la prensa cree que lo que quiere hacer el Gobierno es una barbaridad que puede llegar a traer problemas adicionales y se dice también que es una maniobra para hacer dinero. Pero por otro lado, añade que no se elude la crítica a Repsol:

“Muchos apuntan que no ha invertido lo que se esperaba para avanzar hacia el autoabastecimiento energético de Argentina. Por eso hay pocas simpatías hacia la compañía”.

Adrian Sack apunta que en España en cambio la parece que “se agita la idea de que Repsol no solo es una compañía sino una joya estratégica para España y no hay fisuras en ese apoyo. Yo practicamente no he visto en ningun medio ninguna crítica a la gestión de Repsol en Argentina. Nunca se ha puesto en cuestión por ejemplo que no se ha perforado un solo pozo en los últimos tres años”.

Print Friendly, PDF & Email