La empresa española se ha adjudicado la construcción de una gran desaladora en el sultanato de Oriente Medio. Este gran contrato, logrado por un consorcio en el que la filial de Sacyr, Valoriza Agua controla el 51%, está valorado en 1.200 millones de dólares (casi 1.100 millones de euros) y supone el desembarco efectivo de la constructora en Omán.

sacyr-torre

Sacyr se encargará del diseño, construcción, operación y mantenimiento de una desaladora de agua de mar en Sohar, en la costa Batinah. Es uno de los mayores proyectos de inversión del sultanato en desalación y ha sido otorgado por la Omán Power and Water Procurement Company. Además de la empresa española, en el consorcio también están presentes Omán Brunei Investment Company (25%) y Sogex Omán (24%).

La planta de desalinización por ósmosis inversa contará con una capacidad de agua desalada de 250.000 metros cúbicos diarios y comenzará a funcionar en 2018. El contrato incluye también la compra del agua potable producida por el proyecto en un plazo de 20 años y consolida la presencia de valoriza Agua en Oriente Medio, donde ha diseñado y construido más de 100 instalaciones de desalación con una producción total de 1,7 millones de m3/día. La empresa se ha convertido en la séptima compañía del mundo y la primera española por capacidad contratada de agua desalada en el periodo 2006-2015.