Antonio García Sampaio, de la Agencia Lusa asegura en radiocable.com que aunque algunos casos como el de Bankia, con la detención de Blesa, parezcan avanzar más rápido, tanto en España como en Portugal, el problema es la lentitud con la que se juzgan los escándalos. Y aunque resalta que ha habido avances notables -como los de los jueces Castro y Silva- apunta que habrá que esperar a ver como acaban los juicios: “Otros intentos al final quedaron en nada”.

Antonio Garcia Sampaio

Antonio Gª Sampaio asegura: “El problema es lo tardía que es la justicia, tanto en España como en Portugal, en juzgar los escándalos. El caso de Bankia aparentemente ha sido más rápido, pero aun estamos en fase de instrucción. La detención de Miguel Blesa ha causado sorpresa porque no se esperaba, pero hemos visto muchas irregularidades cometidas en varias cajas, que por falta de atención mediática o porque no está transcurriendo, no se les está prestando suficiente atención”.

Añade: “Se está trabajando mucho tanto en España como en Portugal contra la corrupción pero tenemos el mismo problema. En Lisboa acaba de empezar el juicio contra los responsables de gestionar los barrios sociales más pobres y que se gastaron millones en comidas y regalos. Pero ha tardado seis años en llegar al tribunal. Y eso es lo que se percibe. Quien tiene poder y dinero consigue retrasar tanto los procesos que muchas veces prescriben los delitos. Se están haciendo cosas, pero quedan muchas por aclarar.”

En cuanto a la actuación de jueces concretos como Castro o Silva, el corresponsal apunta: “Habrá que esperar a que terminen los juicios. Hemos visto en España, y en Portugal, como algunos jueces han intentado hacer avanzar investigaciones concretas y luego terminaronn en nada. Son notables los avances, pero por ejemplo en el Caso Noos, la decisión del juez de imputar a la Infanta, al final, por un recurso, no se materializó. Sigue existiendo la percepción entre la mayoría de la gente de que los tribunales tratan de forma diferente a las personas segun su poder y cargo en la sociedad”.

Antonio Gª Sampaio también se refiere a otro problema: la falta de credibilidad en las instituciones: “El Tribunal de Cuentas debería tener, ahora que se mira todo lo público al detalle, una importancia destacada. Pero por el retraso con el que se aprueban sus analisis de las cuentas, el que nunca nadie es responsabilizado, que sus miembros son todos ex politicos… la gente cree muy poco en él. Se duda de la credibilidad de las instituciones democráticas. ?stas se están haciendo mucho daño a sí mismas”.

El corresponsal recuerda que pudo entrevistar recientemente a Mariano Rajoy por email y ante este cuestión el presidente aseguró que la política sigue siendo la solución: “pero aparentemente no lo está haciendo con suficiente credibilidad para que la gente crea en los políticos, las Cortes, la monarquía, los tribunales…” apunta.

Antonio Sampaio también explica que en Portugal el caso más escandaloso ha sido el del Banco Portugues de Negocios: “Fue nacionalizado y se estima que ha supuesto unas pérdidas para los contribuyentes de entre 7.000 y 8.000 millones de euros. El presidente de este banco está en la carcel esperando juicio, pero había conexiones importantes de otros gestores de este banco y figuras políticas incluso del partido que ahora gobierna, que estaban en la gestión del banco y no han respondido ante la justicia”.