La misión RemoveDebris es un primer intento de la UE por luchar contra el grave problema de la basura en el espacio. Se calcula hay unas 7.000 toneladas de chatarra y desechos en órbita alrededor de la Tierra que son un peligro para los satélites en funcionamiento y la Estación Espacial. Por ello se ha desarrollado una misión-experimento que probará tres sistemas para capturar o desviar basura espacial, empleando entre otras cosas una red y un arpón.

RemoveDebris se lanzará en 2017 y su objetivo es testar distintas tecnologías para tener en el futuro los llamados Active Debris Removal, ADR, (eliminadores activos de desechos). En concreto se van a probar distintos sistemas para determinar cual es más eficaz para recoger o eliminar los desechos. Para ello lanzará una estructura que simulara ser basura espacial y luego se pondrán en práctica las tres tecnologías.

En primer lugar se experimentará con una red para capturarlo que se lanza desde el satélite. El sistema envuelve la basura y le camba el rumbo para sacarla de la órbita y que se desintegre al entrar en contacto con la atmósfera. El segundo sistema es mediante un arpón que caza los desechos, un poco como se cazaban ballenas y luego los llevar a desintegrarse. Y la tercera tecnología estudiará si es mejor incorporar un sistema VBN (navegación visual) que permitiría arrastrar de forma remota a los satélites viejos hacia lugares donde se desintegren.

El centro espacial de la Universidad de Surrey es quien dirige el proyecto en el que están involucrados socios de siete países, aunque España no participa más que de forma tangencial a través de Airbus. Pero si RemoveDEBRIS tiene éxito sea el primer paso hacia un espacio más limpio. [Visto aqui]