Ángeles González-Sinde, la Ministra de cultura española, compareció ayer en el Congreso de los Diputados modificando en buena parte su discurso. Sinde afirmó que se debe crear un modelo de regulación “diseñado a la medida de nuestra sociedad”. La Ministra aseguró ahora ser consciente de que “la Red española puede asumir una posición de liderazgo” y que está entre “las más activas” del mundo. El Ministerio, dijo, está “trabajando para buscar un acuerdo entre todos”:  “el debate está abierto, aunque queramos ir deprisa”.

Por ello, González-Sinde insistió en que “No se cerrará ninguna página web sin intervención de un juez”. La Ministra añadió: “Podríamos haber copiado los modelos de otros países” de nuestro alrededor “que por cierto ofrecen menos garantías para los usuarios de la Red”.

Lejos de tranquilizar a los Internautas la posición del Ministerio parece más difusa que nunca. Ángeles González-Sinde no ha aclarado si esa nueva postura de Cultura servirá para modifica/anular la Disposición de Ley que provocó el manifiesto, o por el contrario, simplemente quedará recogida en la regulación o reglamento posterior.

Ángeles González-Sinde recordó al PP que fue el Gobierno de Aznar el que en 2002 decidió que una autoridad administrativa pudiera “solicitar” la desconexión de la red, el cierre o la retirada de contenidos. Y añadió “Hay escándalos que parecen selectivos”. El PP, por su parte, también hizo incapié en que debe ser “imprescindible” la intervención judicial, “porque -a su juicio- es una cuestión de garantías constitucionales” y destacó la importancia de llegar a un acuerdo. Según la oposición, “el éxito o el fracaso con el que abordemos este tema repercutirá directamente en el éxito o en el fracaso de España como potencia cultural”.

Guia para no perderse en la Revuelta de Internet

Print Friendly, PDF & Email