Sionismo Digital“. Es una reinvención del término sionismo y nada tiene que ver el movimiento político internacional del pueblo judío.

Se trata de un nombre que define a quienes se sienten más vinculados al “territorio de Internet” que a un nacionalismo territorial. Ya hay toda una generación cuyas relaciones principales se crean y se mantienen a través de Internet (con Facebook, Twitter, Messenger, los blogs…). Allí desarrollan sus actividades políticas, sus relaciones laborales, sus contactos personales. Incluso sus actividades de ocio las comparten con gente repartida por todo el planeta. Son algo así como ciudadanos alumbrados en la red y existe un fenómeno al que muchos empiezan a sentirse vinculados: En España se conoce como “Sionismo digital” y en Brasil “linkanía”.

El mapamundi de conexiones a Internet

Quienes se sienten identificados con este movimiento podrían vivir  en cualquier lugar del planeta pero sienten que su ??nación? compartida es común y está en lo virtual. Es una respuesta al nacionalismo tradicional. Lo importante para ellos ya no es el territorio geográfico en el que habitan, sino la red.

Pere Quintana fue el primero en acuñar el término. Ahora explica en radiocable.com en qué consiste el fenómeno, como son las relaciones y la identidad en este concepto y de donde viene el término “sionismo” que no tiene que ver con Israel, sino con la “búsqueda de un mundo mejor para mi y los míos” en este caso en un entorno digital.

David de Ugarte

El testigo lanzado por Quintana lo recogió otro de los pioneros de la red en España, David de Ugarte, que desde Las Indias Electrónicas ha teorizado el fenómeno que se da también en otros lugares. En Brasil lo llaman linkanía y tambien puede darse entre empleados de una multinacional, en cuyo caso se denomina neovenecianismo.

Ugarte cree que el fenómeno existe, que está transformando las identidades y que va a tener implicaciones a la hora de redefinir conceptos como el nacionalismo. Para Ugarte “se están generando identidades que ya no tienen que ver con el territorio.” Y aunque no cree que el fenómeno acabe con el nacionalismo, transformará varios de sus pilares como por ejemplo la “pureza lingüística.”

Pere Quintana explica que “hasta ahora la gente se identificaba con el lugar en el que nació, con su familia, su cuadrilla, la gente del Instituto… todo por proximidad física y por lo que le ha tocado. En Internet es lo contrario, podemos construir un mundo en el que nos identificamos con lo que hacemos, con nuestras ideas.”

Es un concepto naciente que sufrirá mutaciones y que necesita matices? pero que llega para quedarse. En palabras de Quintana “hay mucha gente que está viviendo el sionismo digital sin saberlo.”

Print Friendly, PDF & Email