“Es una cosa de locos” ha asegurado el ex eurodiputado de UPyD sobre la crisis que vive el partido en una entrevista en el programa La Cafetera de radiocable.com. Además se mostró crítico con la “cerrazón” de la dirección de UPyD en referencia a una posible alianza con Ciudadanos y sobre la candidatura alternativa de Irene Lozano afirma: “Yo no la votaría para dirigir nada”.

Francisco Sosa Wagner sostiene que en UPyD en estos días: “No se está viendo precisamente el mejor lado de las personas. Pero esta es la condición humana… Me refiero a la cantidad de dirigentes de UPyD que están diciendo ahora lo mismo que yo dije en mi artículo de agosto por el que yo fui objeto de insultos y descalificaciones. Y ahora se dan cuenta de que aquello no era descabellado. Yo hablé de crear un espacio político de centro para hablar, respetuoso con la Constitución, con la democracia representativa, con el legado de la Transición…”

En referencia a lo vivido en las últimas horas en UPyD, expulsión o desautorización de dirigentes moderados en Andalucía, Castilla-León y Asturias y expedientes a dos eurodiputados, asegura: “Es una cosa de locos”. Y destaca que Enrique Calvet, el eurodiputado que ha abandonado la delegación de UPyD en Bruselas, está “hasta las narices de las injerencias en su trabajo”. Sosa Wagner revela que él también sufrió injerencias por parte de la dirección del partido antes de la votación para elegir a Jean Claude Juncker.

Sobre Irene Lozano y su anuncio de que encabezará una candidatura alternativa para dirigir UPyD apunta: “Ya he dicho que estoy viendo el lado menos noble de las personas. Y no digo más. Yo desde luego no la votaría para dirigir nada.” En cuanto a si podría quedar espacio para integrarse en Ciudadanos, dice: “Hay una cerrazón absoluta en la dirección de UPyD sobre esa posibilidad. Igual en la Iliada, Zeus era el que acumulaba nubes, Rosa Díez es la que acumula errores, uno detrás de otro.”