El semanario aleman sostiene en un artículo que firma Juan Moreno que España aceptó al monarca por agradecimiento y por considerarlo un símbolo de la democracia. Pero considera que la crisis y los escándalos de la Casa Real han provocado un choque de realidad y el despertar de un sueño. Y plantea: “¿Ha llegado quizás el momento para una disolución de la monarquía en España?”

El rey Juan Carlos

Der Spiegel señala: “Con Juan Carlos probablemente esté pasando justo lo mismo que con toda España: Ambos están despertando de un sueño. Un sueño muy bonito. España era considerada el alumno modelo de Europa, con una dinámica economía, una cocina moderna y planes de  construcción descabellados. Juan Carlos sabía muy bien que los españoles no eran necesariamente monárquicos, entre otras cosas porque en el año 1808 su antecesor Carlos IV  prácticamente le regaló el país a Napoleón. No obstante, le estaban agradecidos.”

Explican: “Después de la  dictadura de Franco, Juan Carlos apoyó el camino hacia la democracia y, según apunta al menos la  historia oficial, se opuso valientemente al golpe militar de 1981. Por eso, ningún español echaría en cara a su monarca los aburridos discursos navideños, los viajes de lujo para esquiar y hacer vela, y ni siquiera los 34 millones de euros de manutención que cuestan los palacios y jardines. El motivo es que Juan Carlos fue un símbolo de la democracia, no de la Corona. Sin embargo, España y su Rey están viviendo ahora un choque de realidad.”

El texto añade: “La crisis le ha demostrado al país dónde no se encuentra con toda seguridad: a la cabeza de Europa. Y también Juan Carlos ha tenido que aprender de repente que los españoles son súbditos pacientes y agradecidos, pero no unos tontos. Por eso es posible que en breve vuelva a surgir una idea que lleva flotando en el ambiente desde el safari de caza de elefantes: ¿Ha llegado quizás el momento para una disolución de la monarquía en España?”

[Leer el articulo completo en Der Spiegel (suscripción)]