El físico británico Stephen Hawking tendrá en abril la oportunidad de probar de primera mano uno de los primeros efectos de los viajes al espacio: la ausencia de gravedad. Hawking, quien sufre de una esclerosis lateral amiotrópica que lo mantiene virtualmente paralizado, abordará el 26 de abril un avión que lo llevará a los confines de la atmósfera, donde desaparece la fuerza gravitatoria de la Tierra.

Para el científico, que ha escrito sobre los agujeros negros del Universo y la gravedad cuántica, ese será un primer paso después de que hace un año anunciara públicamente que desea formar parte de la tripulación de una nave espacial.

Según ha anunciado la empresa Zero Gravity que realiza los vuelos, el Boeing 727 modificado que llevará a Hawking hasta la ingravidez del espacio partirá desde la pista de descenso de los transbordadores de EEUU en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida).

“Como alguien que ha estudiado la gravedad y los agujeros negros toda su vida, estoy entusiasmado con esa experiencia de primera mano, en un ambiente de absoluta ingravidez”, ha señalado Hawking en una declaración.

Zero Gravity ha señalado que el viaje del Boeing modificado en el que participará Hawking se realizará para ayudar a organizaciones de beneficencia y que éstas tendrán la posibilidad de poner en subasta dos pasajes para candidatos a experimentar la ingravidez. También ha anunciado que pagará todos los gastos de Hawking incluyendo el del pasaje del científico en el avión, de alrededor de 3.750 dólares (2.841 euros).

Print Friendly, PDF & Email