El diario británico publica un analisis de Ed West que cuestiona los motivos de Cataluña para independizarse. Califica de “extraño” que lo primero que harían los catalanes con estado propio sería pedir el ingreso en la UE que es “un proto-estado camino de convertirse en estado”, con exigencias de solidaridad hacia el resto de los estados miembros.


(Foto: Flickr/Asambleacat)

El Daily Telegraph apunta: “No estoy seguro de por qué alguien en Cataluña habría de querer la independencia, separándose de una de las más importantes naciones de la historia para convertirse en una suerte de curiosidad donde la gente habla un idioma inconveniente `que no es exactamente español´. Pero bueno, ¿quién soy yo para decirle a la gente lo que debe sentir? Si se sienten catalanes y no españoles, es su elección, los estados artificiales están condenados a desintegrarse con el tiempo.”

El texto sostiene: “Pero es bastante extraño que lo primero que una Cataluña independiente tendría que hacer es solicitar su adhesión a la Unión Europea, un proto-estado que se encuentra en proceso de convertirse en un estado de verdad. Están hartos de subvencionar a los forasteros de Navarra y Castilla, en vez de eso quieren apoyar a sus hermanos y compatriotas en Grecia y Eslovaquia.”

Y añade: “La misma lógica se aplica a Escocia, donde el SNP ha estado sondeando de manera fraudulenta desde hace varios años, ya que, por definición, un nacionalista cree en un Estado-nación independiente, que la adhesión a la UE ya no conlleva.  Ciertamente, la desintegración de los estados tradicionales como España y Gran Bretaña está en el interés de la Unión Europea, asi cada miembro por su cuenta es más débil. Pero no puedo evitar preguntarme ¿qué cree los catalanes que están haciendo?”

[Leer el artículo completo en The Daily Telegraph]

El Daily Telegraph es un diario británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En marzo de 2012 su circulación fue de 576.378 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas.

Print Friendly, PDF & Email