El diario británico detalla en un artículo de su corresponsal Fiona Govan el plan del gobierno español para vender un cuarto de inmuebles y tierras de propiedad estatal. Señala que es un intento de recaudar “millones para impulsar las vacías arcas gubernamentales”. Añaden que habrá una decena de edificios “considerado únicos” y recogen la valoración de un agente inmobiliario.

El articulo del Telegraph

El Daily Telegraph apunta: “Los planes aprobados la semana pasada por el gobierno, prevén poner a la venta en los próximos siete años unas 15.000 propiedades -desde edificios de oficinas a tierras agrícolas-. La medida es el última de un paquete que pretende colocar el déficit presupuestario de España dentro de la meta del 3% fijada por la UE para el año 2016 desde el 7,1% del año pasado.”

Añade: “Una comisión parlamentaria ha elaborado una extensa lista de los activos que serán vendidos a inversores privados. Entre lo que se ofrecerá hay cuarteles en desuso, un aeródromo en la isla de Menorca, un campo de tiro militar y miles de edificios de oficinas. El gobierno dijo que la cartera incluirá alrededor de 10 edificios “considerados únicos” que esperan atraigan a potenciales inversores. Entre éstos hay una mansión en el céntrico Paseo de la Castellana de Madrid, que fue sede de la Secretaría de Estado de Seguridad, y una finca en Andalucía que comprende 35.000 hectáreas de parque natural de alcornocales.”

El texto recoge la valoración de Mark Stucklin, de la web independiente Spanish Properties Insight: “Habrá algunas joyas verdaderas en la cartera, estoy seguro, pero también un montón de basura. Las propiedades que serán solicitadas son los de interés histórico o arquitectónico en las zonas urbanas más cotizadas. Pero todo se reducirá al precio. Siempre habrá interés de los inversores extranjeros por  propiedades inmobiliarias en buen estado si se venden como gangas”.

[Leer el artículo completo en el Daily Telegraph]

El Daily Telegraph es un diario británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En marzo de 2012 su circulación fue de 576.378 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas. En mayo de 2013, uno de sus periodistas económicos más destacados publicó un controvertido artículo asegurando que España era “oficialmente insolvente” y recomendaba sacar el dinero mientras se pudiera.