Firmas de todo el mundo han puesto sus ojos en el mercado empresarial español y en los primeros seis meses del año han protagonizado el 29% de todas las adquisiciones que se han traducido en 25.303 millones de euros de inversión. La compra del 10% de El Corte Inglés por el jeque Al Thani es uno de los ejemplos más recientes, pero también ha habido importantes operaciones en Gas Natural, en destacados hoteles como el Ritz de Madrid o en inmobiliaria con el desembarco de Carlos Slim o George Soros.

(Foto: Flickr/Asiersarasua)

En España el número total de fusiones y adquisiciones empresariales fue de 1.094 en los primeros siete meses del año, según el informe sobre el mercado ibérico elaborado por la consultora Transactional Track Record (TTR). Esto supone un incremento del 17% con respecto al mismo periodo de 2014. Y el importe conjunto de las operaciones efectuadas situó en 86.697,7 millones, un 69% más que en 2014. Las compras a cargo de firma extranjeras supusieron el 29% de ese total de operaciones, llegando a los 25.303 millones.

Por países, en los siete primeros meses, el mayor número de operaciones realizadas en España correspondió a empresas de EEUU (39), Francia (38) y Reino Unido (35). Sólo en julio, firmas estadounidenses y británicos invirtieron respectivamente 1.101,8 y 1.092 millones.

Grandes fondos soberanos son algunos de los principales inversores extranjeros en España. Así por ejemplo, KIA, el fondo soberano de Kuwait, está detrás de la compra del 25% de Global Power Generation (GPG), la filial de generación internacional de Gas Natural Fenosa. Y el fondo  australiano Macquarie y Wren House adquirió la filial española de E.ON por 2.500 millones de euros.

Pero no son los únicos. Grandes fortunas como el jeque qatarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani también ha protagonizado un destacada operación al hacerse con un 10% de las acciones de El Corte Ingles por 1.000 millones de euros. Y en marzo, Carlos Slim compró un 25% de Realia, pocos meses después de convertirse en accionista de referencia en FCC.

Y en el sector hotelero también ha habido un gran boom, incrementándose la inversión extranjera en un 40% hasta rozar los 1.000 millones de euros. Una de las operaciones más sonadas ha sido la compra, en mayo, del emblemático Hotel Ritz de Madrid por parte del grupo árabe Olayan. Pero también se han vendido el hotel W de Barcelona y el Intercontinental en la capital española.