“Una juez española ha abierto una causa por sexismo contra Ryanair, -explica Ashifa Kassam en The Guardian- y ha ordenado a la compañía de vuelos de bajo coste que suspenda la campaña publicitaria de su calendario de Chicas en biquini. El controvertido calendario, que muestra azafatas en traje de baño, ha terminado en un tribunal en Málaga después de que un consumidor español presentara una denuncia formal”.

 


(Foto: flickr/El Enigma)

 

“La jueza Amanda Cohen ha dictaminado que tanto el calendario como la campaña de difusión por internet contraviene las leyes en España, en la medida en que se utiliza el cuerpo de la mujer como un mero objeto para captar la atención”.

“Cohen también dice que existe una absoluta desconexión entre la imagen y el producto promocionado, y que el trato que la campaña da a la mujer es ilegal, discriminatorio e injusto. Las miembros de la tripulación fueron presentados de una manera sexualmente sugestiva. La juez ha condenado a la compañía a publicar la sentencia en dos periódicos nacionales a su propia costa”.

“El calendario de chicas de Ryanair se lleva publicando desde 2008. Se vende por 10 libras en el Reino Unido o 10 € en la zona del euro. Con su venta se han recaudado más de 600.000 euros para diferentes obras de caridad“.

Leer artículo completo en The Guardian