Cecile Thibaud, de la revista gala L´Express y La Tribune de Geneve y vicepresidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros, explica en radiocable.com que en el extranjero se critica al presidente español por no entender el tamaño de su papel a nivel europeo. En un reciente artículo en Francia planteaba la cuestión de si “¿está Rajoy a la altura?“. Resalta que “da una imagen de pasividad cuando es un país con empresas fuertes y con mucho dinamismo. Hay más dinamismo entre los empresarios que en el gobierno.”

Cécile Thibaud

Cécile Thibaud explica que su artículo pretende “contar al público francés quien es Mariano Rajoy, que a pesar de llevar ahora las riendas de un país que es decisivo para la zona euro, es un gran desconocido fuera.” Subraya que a diferencia de Monti, a Rajoy nunca se le han visto iniciativas llamativas: “En Francia solemos decir que Mario Monti acapara las cámaras y Rajoy huye de ellas”.

La corresponsal destaca como en España mucha gente se está haciendo, incluso en el PP, la pregunta de si Rajoy está a la altura: “se preguntan si su manera de actuar muy lenta, de jugar con los tiempos funciona, porque una cosa es gestionar un partido y otra un país”. Y apunta que existe la sensación de que el presidente español “está aprendiendo poco a poco. Pero lo sorprendente es que tras aprobar muchas reformas los cuatro primeros meses y ver que no conseguía la repercusión que esperaba en los mercados, de pronto pareció que le entraba pánico escénico y desapareció.”

Thibaud cree que ahora mismo Rajoy da imagen de líder “apagado y con poca iniciativa”. Y advierte que en el extranjero está calando la impresión de que “busca ganar tiempo porque no quiere pagar el coste político de un rescate, de ser el presidente que entrega las llaves del coche a Bruselas”.  Pero sostiene que no se entiende muy bien esta reacción porque cuenta con mayoría absoluta y le quedan tres años y medio de mandato: “tiene las cosas bien atadas en España”.

La perodista gala añade “fuera se critica mucho que Rajoy aun no ha entendido lo que está pasando y es incapaz de explicárselo a la gente. Tampoco entiende el tamaño de su papel a nivel europeo. Tiene que ser mucho más proactivo, ir al encuentro de los europeos y no esconderse. En esta crisis, la imagen de los países es muy importante y Rajoy transmite una imagen del país pasiva y apática, cuando es un país con empresas fuertes y con mucho dinamismo -solamente en la moda, la mitad del mundo se viste con ropa española-. Hay más dinamismo entre los empresarios que en el gobierno.”

Print Friendly, PDF & Email