“España, otra vez”. Bajo este titular y tras la detención de Puigdemont, un nuevo editorial del diario británico vuelve a mostrarse muy crítico con el gobierno español y la forma en que está gestionando el conflicto en Cataluña. En concreto señala que en su intento de mostrar fortaleza, está dando imagen de “pánico” y parece tener un deseo de “empeorar una situación ya de por sí complicada”. Apunta que la independencia catalana “probablemente sea una mala idea” para ambas partes, y pide al Ejecutivo de Rajoy que “empiece a hablar con sus oponente y deje de buscarlos en la cárcel”.

The Times sostiene que desde el 1-O, el gobierno español ha gestionado la crisis en Cataluña con “imprudencia, mano dura y un deseo aparente de empeorar una situación ya de por sí complicada”. Repasa los últimos encarcelamientos y decisiones judiciales, señalando que aunque no han sido tomadas por políticos, “no hacen menos obvio el plan del Ejecutivo de Rajoy de “frustrar” a los independentistas. Apunta que España tiene un “miedo existencial al secesionismo”, pero considera que “eso no es excusa para tratar a un movimiento pacífico y algo caótico como si fuera un ejército rebelde peligroso”.

El editorial afirma que la independencia catalana es “probablemente una mala idea”, tanto para España como para la propia región. Y cree que en una atmósfera de “mayor calma” la mayoría de la población se alejaría de esta idea a cambio de “concesiones leves” hacia el autogobierno y el retorno a la estabilidad. Apunta que en su intento de mostrar fortaleza, el Gobierno de Rajoy parece más bien “aterrorizado” y además “entrega la autoridad moral a un movimiento político frívolo que la mayoría de las veces no lo merece”. Por eso pide al ejecutivo que empiece a “hablar con sus oponentes y deje de buscarlos en la cárcel”.

The Times, diario fundado en 1785, es el decano de la prensa inglesa. Durante largo tiempo fue considerado el portavoz del establishment británico. Desde 1981 es propiedad de News Corp, el grupo de Rupert Murdoch. Desde entonces hay mayor presencia de temas deportivos y del corazón en sus páginas y su influencia se ha debilitado. Su línea editorial es conservadora, aunque en algunas citas electorales ha apoyado a candidatos laboristas o iniciativas como el matrimonio homosexual. Y pese a pertenecer al mismo grupo que el New of The World, no dudó en criticar al diario y a Murdoch por el escándalo de las escuchas telefónicas del tabloide que terminó con su desaparición en 2011. Su circulación ronda los 390.000 ejemplares  y su versión dominical, The Sunday Times, los 875.000. Su edición on line es de pago.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email