La prensa extranjera analiza el fallo del TJUE que da la razon a la reclamación del español Mario Costeja y obliga a Google a borrar enlaces antiguos sobre él. Explican que esto equivale a un reconocimiento legal del derecho al olvido que supone un peligro para la libertad de expresión y abre la posibilidad a que las personas puedan vetar lo que quieren que se sepa de ellas en la red.

The Times afirma que la libertad de expresión queda en riesgo al reconocerse por ley el derecho al olvido. Afirma: “Cualquier persona podrá exigir que la información sobre ella se elimine de los motores de búsqueda de Internet tras el fallo de un tribunal europeo que ha sido catalogado como un `peligro para la libertad de expresión´. La decisión de la Corte Europea de Justicia consagra el `derecho al olvido´ y dará lugar a una oleada de solicitudes de personas que desean que deje de aparecer información perjudicial sobre ellos. Aunque el material se mantendrá en Internet, su retirada de los resultados de búsqueda reducirá ampliamente su probabilidad de ser visto, elevando la perspectiva de que las personas puedan `limpiar´ su perfil de internet.”

New York Times cree que un fallo asi chocaría en EEUU con la Primera Enmienda y da veto a los usuarios sobre qué se puede saber de ellos online. Apunta: “La más alta corte europea ha dicho que las personas tienen derecho a influir en lo que el mundo puede saber de ellos a través de las búsquedas on line, un fallo contraria a la noción largamente establecida sobre el libre flujo de información en Internet. La decisión subraya el poder de las empresas de búsquedas para recuperar información controvertida a la vez que pone afilados límites sobre su capacidad para hacerlo. Plantea la posibilidad de que una búsqueda en Google puede llegar a ser tan alegre -y tan unilateral- como un perfil de Facebook o una página About.me. Podría dar veto a quienes conforman su identidad digital a lo que quieren que la gente sepa. En EEUU esta dicisión chocaría con la Primera Enmienda.”

The Guardian habla del guerrero cotidiano español de Internet que ha cortado los tentáculos de Google. Dice: “Un hombre español que ha pasado los últimos cinco años librando una batalla legal contra Google por el `derecho al olvido´ en Internet ha aplaudido el histórico fallo de la Corte Europea contra Google. Mario Costeja afirma `Si Google era bueno antes, ahora es perfecto “. La sentencia ahora será usada en los más de 200 casos que esperan en los tribunales españoles pidiendo a Google que elimine enlaces. Probablemente pondrán a prueba los límites de este fallo; en un caso, un cirujano plástico en Madrid ha pedido a Google que retire un enlace a una noticia de 1991 de El País sobre una demanda por negligencia contra él.”