La revista estadounidense analiza en un reportaje de Jonathan Blitzer el problema del paro juvenil en España y la llamada “generación perdida”. Apunta que “las expectativas de toda una generación ceden ante el peso de una realidad económica sin esperanza”. Y se fija especialmente en los jóvenes del sector de la construcción sin estudios.

Cola en la oficina del paro

The New Republic empieza recogiendo las palabras de un joven de 25 años en paro que dice: “más que una generación perdida somos una generacion paralizada”. Y explican: “en España, el desempleo juvenil supera el 50%. De todos los puestos de trabajo perdidos por la prolongada recesión del país, cerca de la mitad han llegado desde el sector de la construcción. Hablar con los jóvenes españoles es escuchar las expectativas de toda una generación cediendo ante el peso de una realidad económica sin esperanza.”

Añade: “Los elocuentes y con estudios universitarios “indignados” que han tomado las calles de las plazas de las grandes metrópolis (o que, para el caso, tienen más confianza hablando ante periodistas extranjeros) son sólo una parte de la historia de `la generación perdida´ española”. Y  detalla los casos de los desempleados más “invisibles”, aquellos que dejaron los estudios para trabajar en la construcción y que “ahora están realmente atrapados”.

El texto repasa también la rigidez del mercado laboral español, la “fijación española por ser dueño de una casa” en vez de alquilar o la escasa migración nacional: “Muchos jovenes aseguran que prefieren directamente salir de España a mudarse desde su comunidad autónoma a otra donde el paro sea menor” . Y sentencia: “A menos que la UE consienta en aumentar los gasto de estímulo en España, las filas de los desempleados seguirán previsiblemente creciendo en el futuro.”

[Leer el articulo completo en The Nrew Republic]