Para inaugurar el festival Tokyo Hotaru el pasado 6 de mayo, organizaron una espectacular acción. Soltaron en el río Sumida 100.000 pelotas de luz LED flotantes que fueron descendiendo con la corriente e iluminando tramo fluvial al anochecer. La performance tiño de azul el curso del río y dejó preciosas imágenes.

La bolas de luz fueron bautizadas como “prayer stars” (estrellas de oración). Panasonic que fue la encargada de suministrar los dispositivoos explicó que fueron diseñados para encenderse en contacto con el agua y que la energía necesaria para iluminarlas fue 100% solar. Una vez terminado su “viaje”, las pelotas LEDs fueron recogidas con una red río abajo. [visto aqui]

Además de las fotografías, la acción fue grabada en video y puede verse en Youtube

Imagen de previsualización de YouTube