Dicen que es la Fiesta Nacional, pero cada vez son menos los que pueden argumentar que las corridas de toros, con matanza incluida, son una simple fiesta. P?BLICO presenta en su edición de hoy unas fotos obtenidas por Igualdad Animal en las que se muestra como en Tordesillas, donde no dejan que nadie grabe el espectáculo, maltratan animales en nombre de la tradición:

No permiten que nadie grabe y amenazan a quienes van con cámaras, sean medios de comunicación o personas con un simple teléfono móvil. Si tan orgullosos están de su festejo milenario, no se entiende tanto recelo con las cámaras. En el fondo, son conscientes de que torturar es algo malo.

La divertida fiesta consiste en “alancear a un toro a pie o a caballo hasta su muerte”.

Siempre va a haber sufrimiento. Imagina lo que puede sentir ese animal cuando todo un pueblo lo está persiguiendo y es acorralado. El estrés, el sufrimiento, los lanzazos, la puntilla… Decir que no sufre es demagogia: las imágenes lo rebaten, porque hablan por sí solas.

En Catalunya, la Plataforma Prou presentó más de 180.000 firmas al Parlament con el objetivo de prohibir este tipo de espectáculos. La iniciativa, reconocida como Iniciativa Legislativa Popular, será discutida en los próximos meses en la cámara legislativa catalana… Tanto CIU como el PSC preven dar libertad de voto a sus diputados.

torosbig_n.jpg

Print Friendly, PDF & Email