“La Revelación” no fue una obra de teatro más. Leo Bassi, su autor, fue objeto de insultos, pintadas, amenazas de muerte e incluso de un intento de atentado con explosivos caseros que la policía nunca terminó de aclarar.

 

La obra “en defensa de la ilustración y del laicismo” que lanzó el cómico desde el escenario, despertó los demonios y la ira de la ultracatolicismo nacional. Ahora, un documental de título “Torquemada y el bufón”, que sale a la venta junto al DVD de la obra, recuerda algunos de aquellos episodios.

Los fantasmas de la otra españa habitan entre nosotros.

Porque por encima de otras consideraciones, lo que el espectáculo de Bassi demostró, es que, pese a las apariencias, en nuestro país habitan radicales durmientes capaces de movilizarse incluso ante una obra de teatro.

Los problemas no terminaron con su obra. Poco después el Primer Concilio Ateo fue objeto de una intensa campaña de censura: ??Si simplemente hablar de ateismo se considera una provocación, están las cosas muy mal?, señalaba Leo Bassi en radiocable.com,

Con el DVD de “La revelación” y con el documental “Torquemada y el bufón”, Leo Bassi demuestra de nuevo que más allá del provocador está el filósofo, su faceta menos conocida, y nos presenta a un individuo cuyo mensaje tiene una dimensión oculta muy amplia y esperanzadora.