España ha sido el segundo país de Europa, tras Portugal, en el que el tráfico de vehículos ha registrado un mayor descenso el año pasado. Es lo que revela el ranking elaborado por el Medidor INRIX del Tráfico en 13 países europeos. En las carreteras españolas hubo en 2012 un 38% menos de criculación que en 2011. El motivo: la crisis y el desempleo. (Foto: Flickr/Enrique Dans)

El máximo responsable de INRIX, Bryan Mistele asegura: “Hay una correlación entre el estado de la economía y el nivel de congestión de tráfico en las carreteras”. Los datos que se han recogido en el primer trimestre de 2013 parecen darle la razón ya que revelan que el descenso del tráfico no sólo continua, sino que se ha acrecentado: un 57% menos que en el mismo periodo de 2012. En cambio la congestión en EEUU ha aumentado al remontar la economía.

De hecho, de los 13 países europeos analizados, aquellos que han sufrido más la crisis de la deuda son los que han registrado mayores caídas en la congestión del tráfico: Portugal cayó en 2012 un 50%, España un 38% e Italia un 34%. Aunque los datos de INRIX revelan que en el conjunto de Europa el tráfico cayó en 2012 un 18% de media. Pero en países como Alemania o Francia la reducción fue menor: 14% y 12% respectivamente

El dato positivo es que los conductores europeos pierden menos horas de media (27) por los atascos que el año anterior. En sufrieron una media de 25 horas atrapados en atascos, 15 horas menos que en 2011.