Los trajes expuestos

El 17 de diciembre de 2009, Juan Lopez de Uralde -entonces director de Greenpeace España- y Nora Christensen vestidos con trajes de gala protagonizaron una sonada acción de protesta de los ecologistas en la cena oficial final de la Cumbre contra el Cambio Climático de Copenhague. Desplegaron, ante la Reina, centenares de Jefes de Estado y miles de medios de comunicación, una pancarta con la leyenda “Los políticos hablan, los líderes actúan” para criticar la falta de acuerdo en la reunión.

Imagen de previsualización de YouTube

Esto les supuso pasar 20 días en la carcel tras la acción. Y como la protesta sucedió en el palacio de Christiansborg ante la Reina y dejando en mal lugar al gobierno noruego y la seguridad de la Cumbre, en el juicio celebrado el pasado verano, el fiscal barajó llegar a pedir penas de hasta 3 años de carcel contra los activistas. Incluso, pese a ser una acción pacífica y reivindicativa, recurrieron a un agravante por proximidad a la Reina que no se usaba desde hace décadas. Aunque finalmente el juez dictaminó una sentencia mínima.

Sin embargo ahora curiosamente, el smoking y el vestido de gala que los dos activistas llevaban en la acción -donde se hicieron pasar por  “jefes de Estado de la Madre Tierra”-, están expuestos en el museo National Museet de Copenhague.

Forman parte de una muestra titulada “Europa encuentra al mundo” en donde los trajes son puestos como ejemplo de los “valores europeos”. El propio Juan Lopez de Uralde ha mostrado su sorpresa por el hecho en su cuenta de Twitter.

Trajes de Juantxo y Nora expuestos
(Foto: Flickr/Nationalmuseet)

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Juan Lopez de Uralde es un valeroso valedor de la ecología, y el salvamento de la Vida en la Tierra.
    En contra de todos los ladrones de vidas, del alimento, y el trabajo para todos; que se visten de políticos, y financieros. Rastreros a la guillotina.