Una mujer de Gaza dio a luz el 27 de diciembre, el mismo día en que Israel comenzó su operación militar Plomo Fundido contra la franja. Su hijo Mohamed nació con problemas respiratorios, pero debido a los bombardeos no ha podido ser trasladado a otro centro médico dentro de Gaza, ni tampoco han llegado a él los medicamentos que necesitaría para mejorar. Permanece en una incubadora, respirando con dificultad. Los médicos enviaron a su madre a casa después de que diera a luz y desde entonces está separada de su pequeño. Los ataques israelíes le impiden acercarse al hospital para verle. La madre aparece hablando en Al Jazeera. Cubre todo su rostro, excepto los ojos, de los que terminan brotando lágrimas.

Después la cadena de televisión qatarí entrevista a una niña de cuatro años, que cuenta, postrada en una cama del hospital, cómo los bombardeos mataron a varios familiares y cómo ella fue alcanzada por metralla o disparos, uno en la espalda “y otro me dio aquí, en el estómago“, dice señalando su abdomen con su dedito. La niña se quedará paralítica. 

Estas historias se repiten día tras día, hora tras hora. Apenas las conocemos a través de los medios de comunicación occidentales, porque Israel no les ha permitido entrar en Gaza. Pero Al Jazeera sí tiene varios reporteros dentro de la franja y gracias a ellos las víctimas tienen voz y nombre.

La cadena qatarí ha recorrido varios hospitales y morgues y ha podido recopilar los nombres, apellidos y, en algunos casos fotos, de buena parte de los menores muertos por los ataques israelíes. Pulsa aquí para acceder a la lista.

Print Friendly, PDF & Email