Tras ser lider y referente mundial, el mercado nacional de energia solar fotovoltaica está practicamente paralizado, mientras que los de Alemania, Francia o Italia crecen firme y constantemente. Es lo que denuncia con los datos de nuevas instalaciones la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), que considera que la política del Gobierno puede hacer que España “pierda el tren” del desarrollo de esta tecnología. [informe en pdf]

Placas fotovoltaicas en Murcia
(Foto: Flickr/Edu Gil)

En 2007 y 2008, España y Alemania fueron alternándose en los primeros puestos mundiales de potencia fotovoltaica instalada. Sin embargo a partir de 2009, los gráficos reflejan un parón brusco en el mercado español que coincide con la aprobación del Real Decreto 1578/2008. Desde entonces la actividad ha sido casi nula.

Segun datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE) apenas se han instalado 94 MW fotovoltaicos en España, muy lejos de los 7.000 MW de Alemania. Esto ha provocado además que nos superen países como Italia con 1.500 MW y Francia con 500 MW a nivel europeo, y China y EEUU a nivel mundial

ASIF y otros defensores de la energía solar fotovoltaica explican que este “abandono” se produce además cuando las tarifas de esta fuente energética se han reducido más del 40% en tres años. Advierten que esta tendencia puede significar tirar por la borda la inversión realizada hasta ahora y que está teniendo además un coste importante para el tejido empresarial fotovoltaico que tendrá muy dificil sobrevivir si se endurece aun más la norma como pretende el Ministerio de Industria.

De momento los datos reflejan una pérdida de valor del mercado español de un 98,5% en menos de un año y medio y la caída de España como destino de inversión renovable del segundo al octavo lugar. Y las empresas del sector se han visto obligadas a exportar el 75% de su producción y han destruído 30.000 empleos. [visto aqui]

Print Friendly, PDF & Email