BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La reivindicación de los internautas españoles ha saltado a la prensa extranjera. Si el viernes eran varios medios de comunicación los que lo recogían, a lo largo del fin de semana el goteo no ha terminado. El periódico italiano Il Riformista publica un texto de Antonello Guerrera titulado: ????Download: Zapatero da marcha atrás. No a la policía de la censura en la web?:

??Es sabido que los gobiernos mundiales tienen las ideas poco claras sobre cómo hacer frente a la amenaza de los piratas informáticos y del Download libre, pero lo que está ocurriendo en España en estos días demuestra que incluso en el seno del gobierno reina la mayor confusión. Zapatero ha desmentido nada menos que a su ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que quería introducir un equipo de súper-censores informáticos del gobierno para cerrar, sin autorización alguna de la magistratura, los sitios que permiten descargar gratuitamente películas, música y aplicaciones protegidas por derechos de autor. La red y los social-network españoles han protestado, alegando que tal iniciativa vulnera el principio fundamental de ??libertad de expresión en Internet?.

??El PP de Rajoy, a través de su portavoz, ha hablado expresamente de ??restauración de la censura y de una subsiguiente revolución contra el gobierno??. Miles de manifestantes se han manifestado en varias ciudades contra las intenciones de Sinde. Zapatero sabe que los votos de la Red, como ocurrió con Barack Obama en Estados Unidos, serán fundamentales para el Partido Socialista en las elecciones políticas de 2012. Por ese motivo el premier español ha desmentido a Sinde, declarando: Aclararemos la cuestión, pero es seguro que el gobierno no tiene intención de cerrar ningún sitio Internet??. Una marcha atrás que revela una evidente división en el ejecutivo”

El hecho de que Zapatero haya desautorizado a la Ministra nos da una idea de que en el gobierno está calibrado el poder de esta reivindicación. Ojala fuera cierto que Zapatero conoce la importancia de “los votos de la Red, como ocurrió con Barack Obama en Estados Unidos”. El problema, como decíamos ayer,  es que algunos políticos invocan Internet en periodo electoral como un fenómeno simpático, curioso y publicitariamente interesante,  ignorando la verdadera revolución que supone.

Print Friendly, PDF & Email