El 7 de marzo de 2004, sesenta y cuatro mercenarios fueron detenidos tras aterrizar en el aeropuerto de Harare (Zimbabwe); según denunciaron las autoridades pretendían dar un golpe de estado en Guinea y derrocar al dictador Teodoro Obiang.

Simultáneamente, otro avión que despegó desde Canarias trasladaba a Severo Moto hacia un destino no confirmado: todo apunta a que pretendía alcanzar Guinea para ocupar la presidencia.

Pocos días antes dos fragatas de guerra españolas fueron detectadas de camino hacia allí. El escándalo en la prensa forzó su regreso.

¿Apoyó España aquel golpe militar? La duda ha permanecido desde entonces en la prensa española. Radiocable recupera hoy el periplo en busca de esclarecer la verdadera historia.

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: