Murata girl es una variante del androide que ya había conseguido montar y pedalear en una bicicleta de dos ruedas. Aunque en este caso, el reto del monociclo ha sido especialmente complicado para Murata, la empresa japonesa que lo ha diseñado, ya que el robot debía ser capaz de moverse, pero sobre todo de mantener el equilibrio sobre una única rueda. Han llamado a la monociclista que apenas mide 50 centímetros, Seiko-chan.

Imagen de previsualización de YouTube

Para mantenerse en ese equilibrio, el sistema ideado por los ingenieros es un volante de inercia situado en el centro de su torso y que cambia su sentido de rotación constantemente. Asi Seiko-chan no se cae de lado. Mientras que para ir hacia adelante o atrás sólo tiene que activar un motor y usar sus sensores que detectan obstáculos.