Soldados de EEUU en IrakA pesar del optimismo de alguno de los generales con responsabilidad en el manejo de la guerra, la situación en Irak sigue siendo un gran problema para EEUU. Ahora los democratas han forzado un debate en el Senado de 48 horas seguidas para cambiar la estrategia, incluso han instalado camas para dormir alli y no tener que ausentarse… pero todo esto no ha impedido que un soldado que debía volver a Irak haya preferido pagar a alguien para que le disparara en una pierna y quedar así exento del servicio.

Jonathan Aponte dijo primero que un ladrón le había disparado, pero luego reveló la verdad a la policía. El lunes siguiente debía regresar a Irak durante otros ocho meses. Asi que cuando bromeó con su mujer sobre que podría librarse si recibía un disparo, ambos decidieron intentarlo. Buscaron a alguien que aceptara y le dieron 500 dolares para que  hiciera “el trabajo”.

“Creo que esto era mejor que ser blanco de los disparos todos los días en Irak, dijo Aponte a una cadena de TV y añadió “mi mente no puede hacer esto ya, no puedo soportarlo”. Las autoridades le han acusado de complot y de denunciar un hecho falso, aunque su abogado cree que su cliente sufre un desorden postraumático por tensión nerviosa.

Print Friendly, PDF & Email