En el Reino Unido, están desarrollando un spray que esparce un revestimiento de células solares nanocristalinas. Esto podria permitir convertir los techos de acero de almacenes, supermercados y fábricas, en placas solares. Se trata de un revestimiento construido con nanoestructuras de óxido de titanio que imitan el proceso natural de la fotosíntesis. Este tipo de células solares “esparcidas” son capaces de convertir la luz en electricidad con una eficiencia de más del 11%.

Loa ingenieros aun tardarán 5 años en tener perfeccionado el sistema, pero para entonces, se cree que podría suministrar el 5% de la energía consumida anualmente en Gran Bretaña. Corus Colors es la empresa que está desarrolla este invento en colaboración con cuatro universidades británicas de Londres (fuente: tendencias 21)

Print Friendly, PDF & Email