Investigadores de la Universidad de Purdue han desarrollado una técnica que permite con un analisis de huellas dactilares saber qué cosas ha tocado la persona, incluyendo drogas, explosivos o venenos. La técnica se llama DESI y puede utilizarse de forma directa sobre las huellas sin necesidad de llevarlas al laboratorio.

Consiste en pulverizar un disolvente sobre la superficie de la huella dactilar para luego analizar las gotas que se dispersan sobre ella mediante un método conocido como Espectroscopia masiva.

La técnica proporciona una imagen química de la huella dactilar con una resolución más alta que otros métodos y permite a los investigadores detectar diminutos rastros de componentes y químicos que estaban en las yemas de los dedos de la persona que dejó la huella. Esto puede permitir hallar rastros de drogas o explosivos y también de sustancias indicadoras de alguna enfermedad. (Fuente: Boingboing)