Un arquitecto holandés, Janjaap Ruijssenaars ha diseñado una fascinante cama magnética que literalmente levita en el aire. Cuesta 1,2 millones de euros y su autor asegura que para crearla se inspiró en “2001: Odisea en el espacio” de Kubrick.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Está fabricada de un material permanentemente magnético y el único contacto con el suelo de la cama es a través de cuatro cables finos, pero la finalidad de estos no es soportar el peso, sino garantizar que no se mueva. Flota a unos 40 centímetros de altura y puede soportar una carga de 900 kg. Y aunque está pensada como cama también puede convertirse en sofá o mesa. (Fuente: Pixel y dixel)

Print Friendly, PDF & Email