MUD está considerado el primer mundo virtual. Fue, en parte, creado por Richard Bartle que ha pasado recientemente por la Universidad de Oviedo. Bartle concedió poco después una interesante entrevista al diario EL PAIS en la que exponía las cualidades de los mundos virtuales (metaversos):

…”Un mundo virtual tiene las siguientes características: Funciona empleando un sistema de reglas latentes, su física. Un jugador representa a un individuo en el mundo virtual, a su personaje. La interacción con el mundo tiene lugar en tiempo real, no puedes jugar por correo electrónico. El mundo es compartido. Estás en el mundo con otra gente durante un mismo momento. El mundo es persistente. Continúa existiendo aunque tú lo abandones. No es el mundo real. Si algo satisface todos estos criterios es un mundo virtual.

Bartle, que afirma que el mundo virtual más espectacular es EVE Online, recuerda en la entrevista que  los espacios tridimensionales no son sustitutos de todo en Internet:

“….Algunas cosas siempre se entenderán mejor a través de palabras ¿Imagina cómo sería contestar a esta entrevista a través de una Internet 3D? Me tomaría tres veces más tiempo y los resultados no serían igual de buenos….”

Cuando Luz Fernández y Pablo Veyrat le preguntan sobre Second Life, Bartle realiza un interesante análisis:

Es cierto que Second Life consigue que mucha gente lo pruebe como resultado de su excelente marketing, pero esa no es la razón por la que se mantiene. En realidad, muchos de lo que lo prueban no se quedan jugando, no a todo el mundo le gusta. Pero aquellos que se quedan lo adoran. Se reirían si alguien les dijera que no son una comunidad real, ¡por supuesto que lo son! No se tomarían el hecho de que la comunidad interaccione a través de un mundo virtual como un impedimento para tener una comunidad real.

Print Friendly, PDF & Email