En 2002, la crisis que afectó a Uruguay provocó un nivel de paro superior al 20%, similar al que hoy tiene España. Miles de ciudadanos emigraron en busca de un futuro laboral. Ahora sin embargo la economía uruguaya atraviesa un “momento dulce” y han logrado reducir el desempleo a mínimos históricos del 6%. Tanto que les falta mano de obra y han propuesto al gobierno español, dar incentivos a los uruguayos que viven en España y que trabajaron allí durante el boom de la construcción, para que regresen al país a trabajar en ese sector.

Un edificio en construccion en Montevideo
(Foto: Flickr/ Alejandro Gabriel Alonso)

Un crecimiento económico superior al 6,5% anual en los últimos seis años, el aumento de la inversión extranjera y el crecimiento agrícola y forestal han permitido a Uruguay reducir drásticamente su tasa de paro. Haste el punto de que hoy el desempleo es casi estructural,6,1%. Pero paradójicamente esta situación está generando problemas a algunas empresas que no encuentran mano de obra para determinados sectores como la industria mecánica o la de tecnologías de la información.

Aunque donde más dificultades están teniendo para encontrar obreros es en la construcción. Hasta el punto que la Cámara de la Construcción propuso al Ministerio de Defensa capacitar a militares para que puedan desempeñar esa labor cuando sea necesario y luego puedan retornar al servicio militar si lo desean.

Pero además el gobierno intenta incentivar el retorno de los trabajadores uruguayos que viven en España y que ahora sufren la crisis en Europa. A finales de 2010, los gobiernos de Madrid y Montevideo firmaron un acuerdo para ayudar a las personas interesadas en regresar a su país, amparándoles en convenios con la Seguridad Social.

Se estima que en España residen entre 80.000 y 90.000 uruguayos. De momento regresan a su país unos 100 cada mes, segun las cifras que maneja el Centro Uruguayo en Madrid. Aunque denuncian que solo 50.000 están en condiciones de acogerse a alguno de los planes de retorno voluntario. Muchos de los que consiguieron la nacionalidad española no pueden acogerse a estos programas aunque quieran regresar.

Print Friendly, PDF & Email