Mariana Vilnitzky, que ha sido colaboradora freelance del diario Crítica y de La Nación, asegura en radiocable.com que hay algunas similitudes entre la Argentina de 2001 que tuvo que decretar el corralito y la España actual, pero ve muchas diferencias. Detalla además cuales fueron los efectos del corralito para la población.

Mariana Vilnitzky

Mariana Vilnitzky recuerda entre las semejanzas como “la sensación de incertidumbre en la clase media era parecida. Y aqui hay ahora también mucha gente desempleada y que no ve futuro. Pero es distinto porque Argentina es un país mucho más pobre, con menos recursos”. Asegura que no contempla que España viva algunas de las cosas que sucedieron en su país como las grandes extensiones de favelas o que la gente salga a robar agresivamente.

Considera que en España “hay un nivel educativo, una clase media más fortalecida, hay muchísimas personas universitarias… España ha dado un salto monumental y eso no se puede caer tan facilmente”. La corresponsal también destaca entre las diferencias el apoyo que la clase media tiene del Estado: “en Argentina el subsidio del paro no existe, solo lo cobra la gente en pésimas condiciones. Aqui aunque el Estado de Bienestar se esté derrumbando, todavía lo tienen. Si se termina con el Estado de Bienestar, la situación sí podría ser equiparable”.

En cuanto a lo que supuso para Argentina el llamado “corralito”, Mariana Vilnitzky detalla como “la clase media que tenía ahorros quedó muy afectada. Los perdieron y se marcharon. Fue una de las oleadas de partida de la Argentina… pero también hubo gente favorecida. Quien tenía dinero en el exterior o pudo recuperarlo en juicios, como todo cayó en picado, pudo comprar muy barato”. Explica que otro de los efectos fue la desapareción de los productos de importación y en un primer momento un aumento del paro.

Print Friendly, PDF & Email