En 1989, James Cameron rodó una película de ciencia ficción en una supuesta planta petrolífera submarina. El perfeccionista director que luego filmó “Titanic” mandó construir un imponente decorado dentro de un gigantesco tanque de una central nuclear inacabada en Carolina del Sur. Después el escenario de The Abyss quedó abandonado. Pero muchos “arqueólogos urbanos” han hecho expediciones al tanque y han fotografiado el decorado. El blog Fogonazos ha recopilado varias de esas imágenes y anécdotas.

El decorado de The Abyss

El tanque donde se recreaba la planta subarina de DeepCore y las profundidades abisales tenía 12 metros de profundidad y 60m de diámetro. Para rodar las escenas submarinas lo llenaron con 26 millones de litros de agua. En el escenario fueron creciendo algas microscópicas y tras el abandono, la construcción quedó a merced del óxido.

En 2007, las autoridades recibieron autorización para demoler el tanque y construir una nueva central. Aunque antes tomaron más imágenes “para la historia”. [VER GOOGLE MAPS]

The Abyss contaba la historia de un grupo de buzos de la planta petrolífera submarina Deepcore contratados por la marina para investigar el hundimiento de uno de sus submarinos. Este se encontraba al lado de una gran sima. Cuando el equipo consigue llegar hasta él empiezan a ocurrir cosas extrañas y terminan descubriendo en el abismo una ciudad extraterrestre.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email