El servicio Instant Network de la multinacional de telecomunicaciones británica que ofrece conectividad a refugiados y a afectados por catástrofes naturales y crisis humanitarias se coordinará a partir de ahora desde la capital catalana. El traslado de Londres a Barcelona ha sido anunciado por Vodafone como un refuerzo de su posición en España y en particular de compromiso con la ciudad condal por su relación con la tecnología móvil.

Instant Network es una iniciativa que funciona desde 2011 y que permite ofrecer conexión móvil inmediata en situaciones de catástrofe. Consiste en un equipo portátil de emergencias especialmente diseñado para dar soporte a las organizaciones que prestan ayuda a poblaciones afectadas por desastres naturales y se nutre del trabajo de 50 empleados voluntarios procedentes de filiales de Vodafone en 20 países.

(Foto: Flickr/Vodafonegroup)

Además de la conexión telefónica inalámbrica, el servicio de ayuda en emergencias de Vodafone ha desarrollado otros proyectos como Instant Classroom o Instant Charge. La priemra es una especie de “escuela digital en una caja” que puede instalarse en pocos minutos sin necesidad de conexión a internet o electricidad y que permite dar educación a niños en campos de refugiados. Por su parte Instant Charge es un depliegue especial en centros de acogida para refugiados y desplazados en Grecia que les permite acceder a datos móviles y recargar baterías de forma gratuita.

En sus tres años de existencia, se ha desplegado en siete respuestas a situaciones de emergencia en Filipinas, Kenia, Sudán del Sur, Vanuatu, Nepal y Grecia. A partir de ahora se coordinará desde la sede de Vodafone en Barcelona y abre las puertas a la colaboración con las instituciones y las empresas catalanas en el desarrollo de nuevas soluciones.

(Foto: Flickr/Vodafonegroup)