En plena revuelta popular, varias asociaciones, medios de comunicación y ‘blogueros’ han acusado a la compañía de telefonía de emitir mensajes de texto a móviles en los que se instaba a la población a apoyar a Mubarak. Pero Vodafone ha negado que fueran ellos los autores de estos SMS y ha denunciado que ha sido el propio Gobierno de Egipto quien ha recurrido a sus “poderes de emergencia” para emitir esos mensajes favorables.

Hosni Mubarak
(Foto: Flickr/SurvivalBros)

La empresa ha emitido un comunicado en el que explica que “en función de los poderes de emergencia establecidos por la Ley de Telecomunicaciones, las autoridades egipcias pueden ordenar a los operadores de móvil Mobinil, Etisalat y Vodafone que envíen mensajes dirigidos al pueblo de Egipto”. Se trata de una herramienta de comunicación pensada para situaciones de emergencia como terremotos y catástrofes.

Pero según Vodafone “desde que comenzaron las protestas, han recurrido a usar estos poderes. Los mensajes no han sido programados por ninguno de los operadores de telefonía y no tenemos forma de replicar a las autoridades respecto a su contenido”.

La compañía asegura que han “protestado ante las autoridades y ha calificado de inaceptable la actual situación. Hemos dejado claro que todos los mensajes deben ser transparentes y claramente atribuibles a sus autores”.