El diario estadounidense publica un analisis de Robert Samuelson que advierte que los problemas de España pueden profundizar la recesión en Europa y con ellos llevar a la economía mundial a una “persistente declive”. Explican que el dilema para España es que “la austeridad puede producir una mayor austeridad, mientras que la ausencia de austeridad puede producir una crisis de confianza.”

Monumento al euro
(Foto: Flickr/Saikofish)

El Washington Post plantea: “Justo cuando se pensaba que la economía mundial podría estar mejorando, llega España. Esla última ficha del dominó económico de Europa, luchando para hacer frente a grandes déficit presupuestarios, un desempleo masivo y un descontento público. ¿Va a caer – y, si lo hace- con qué consecuencias?”

El artículo asegura: “Si la crisis de España profundiza la recesión en Europa, esto podría inclinar a toda la economía mundial hacia un persistente declive. Las consecuencias serían enormes, e incluirían: menos posibilidades de reelección para Barack Obama, una recuperación más débil de EE.UU., menos cohesión política y más agitación más social en Europa y crecientes presiones en muchos países en pos de un mayor nacionalismo económico y el proteccionismo.”

Apuntan también: “El dilema para España es claro: la austeridad puede producir una mayor austeridad, mientras que la ausencia de austeridad puede producir una crisis de confianza. Cuanto más débil sea Europa, más puede arrastrar hacia abajo al resto del mundo a través de tres canales: dañando la confianza y las inversiones, reduciendo las importaciones, y con menos crédito a empresas y los hogares. Recuerde: Europa supone alrededor de un quinto de la economía mundial, más o menos que Estados Unidos.”

[Leer el artículo completo en el Wasington Post]

Print Friendly, PDF & Email