Este mes de octubre, el diario que destapó el Watergate ha batido todos sus récords en internet y por primera vez ha superado en tráfico on line al New York Times: 66,9 millones de visitantes únicos frente a 65,8 millones. Esta cifra supone además un incremento del 59% en las visitas del Washington Post en comparación con el dato de octubre de 2014. Toda una revolución en EEUU. Un artículo de Digiday analiza cómo lo ha logrado el Post y en qué aspectos y herramientas se ha apoyado para dar este salto.

(Foto: Flickr/Dionhinchcliffe)

El primer elemento mencionado es la nueva estrategia de mejorar la distribución a través de redes sociales. Asumiendo que los medios ya no pueden esperar a que los lectores acudan a ellos, sino que tienen que llegar a los sitios dónde estos están, el Washington Post se ha concentrado en Facebook. En esta plataforma ha logrado crecer en el último año tanto en millones de páginas vistas como en porcentaje de menciones. Así entre mayo y octubre su tráfico en Facebook ha pasado del 43% a casi un 50%. Y además sus post en esta red social logran casi el doble de interacciones que los del NYT.

Otra pata por la que ha apostado con fuerza el diario son los contenidos para móvil. Sus nuevas app, en las que se concentraron el año pasado, han permitido que casi doble su audiencia en smartphone. A esto se añade un esfuerzo por mejorar la velocidad de carga de su página web y una política de descuentos para las suscripciones digitales que estaría dando frutos.

En su espectacular crecimiento el Washington Post también se ha apoyado en dos aspectos más controvertidos: los contenidos virales y titulares “atrapa clicks” rápidos. En este sentido han potenciado blogs sobre diferentes temas e historias basadas en videos virales. De hecho el artículo más leído del diario en octubre no fue sobre Siria o la carrera presidencial, sino un comentario sobre refranes famosos reformulados para que una mujer moderna no suena “perra”.