BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Más allá de las precauciones que debería tomar la prensa lo cierto es que las revelaciones son las que son y sus consecuencias son imprevisibles.

España era la semana pasada, según las web de la CIA, “un campeón global de la libertad y los derechos humanos”, lo que no impidió que sus diplomáticos ejercieran presiones contra fiscales, jueces, y políticos para inocular el virus de la impunidad.

Según los documentos que publica EL PAIS, desde la embajada se presionó para limitar el caso Couso y se llegó a enviar un cable con el encabezamiento de “Los ministros españoles están trabajando para que no prosperen las órdenes de detención internacional” de los militares implicados.

Que se presione desde una embajada puede que sea normal porque su trabajo es proteger sus intereses -si dejar un asesinato impune forma parte de los mismos- pero que fiscales españoles pagados con el dinero de los ciudadanos y supuestamente sirviendo a sus intereses participen de esa estrategia informando a los encausados y dando garantías de sus movimientos es de lo mas inquietante. Ni que decir tiene lo que supone eso de que haya ministros “trabajando” para evitar la detención de los militares que mataron al español José Couso.

Los documentos demuestran que no hay separación real del poder político y el judicial y demuestran que el país -en todas sus instancias- está anestesiado frente a las presiones. ¡Que bien quedó todo retratado con el movimiento de cabeza de Josep Piqué recibiendo a Bush en el aeropuerto!

Bien es cierto que el Psoe ha demostrado que mucha influencia con los jueces no tiene y como dijo Alonso, “una cosa es lo que se dice” y otra diferente “lo que se hace”. En efecto, a la gente se la debería de juzgar por aquello que hace, no por como se justifica en los despachos o en las llamadas.

Lo que pasa es que, como recuerda Olga Rodríguez, los hechos ya pueden ordenarse:

“Estados Unidos habla con Fernández de la Vega, ésta afirma que se está barajando presentar recurso, catorce días después la fiscalía presenta el recurso.
Por cierto, dos semanas después de ese recurso llegaba a España, de visita oficial, la Secretaria de Estado estadounidense Condoleeza Rice….”

Pues eso. Eso son los hechos, no las palabras de esta “democracia teatral“.