El diario de EEUU resalta que las disputas internas y con Madrid, así como el bloqueo del proceso de desarme de ETA, obstaculizan a los nacionalistas vascos. La crónica de David Roman señala que, incluso aunque Cataluña esté dando pasos adelante en este campo, en el País Vasco no parece probable a corto plazo que se plantee un referéndum o planes secesionistas conjuntos de los distintos partidos.

The Wall Street Journal asegura: “Los partidos nacionalistas que llegaron al poder en el País Vasco hace año y medio prometiendo una vía pacífica hacia el autogobierno se encuentran ahora estancado, a pesar de que región se mueve con decisión hacia la misma meta. Una tensa paz se ha impuesto en España desde que el grupo separatista vasco ETA declarara un alto el fuego permanente en 2011 y manifestara su voluntad de desarmarse este febrero. Pero al rechazar los gobiernos de España y Francia negociar este desarme, el bloqueo ha frenado los esfuerzos por hacer una votación popular sobre la independencia.”

Y apunta: “Un comité parlamentario vasco abrió el debate sobre el tema e Iñigo Urkullu, presidente del País Vasco se comprometió a avanzar hacia el autogobierno. Pero Joseba Egibar, del PNV dijo que el legado de la violencia de ETA, así como las divisiones internas, hacen poco probable por ahora un referéndum al estilo catalán. Pernando Barrena, líder nacionalista vasco, dijo que el estancamiento actual le viene bien al gobierno central. `Madrid no tiene ningún incentivo para negociar. Piensan que en el momento en que se soluciona el problema con ETA, van a tener una versión vasca del escenario catalán´ dice.”

[Leer el artículo completo en The Wall Street Journal]

Wall Street Journal es un diario estadounidense fundado en 1889 que publica Dow Jones & Company, una división de News Corporation que pertenece desde 2007 al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Se le considera la biblia de la información financiera. Su tirada en 2013 fue de 1.480.000 ejemplares en papel y 898.102 suscriptores on line, lo que deja una circulación total de 2.378.827, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado, aunque un estudio de 2004 aseguró que sus noticias eran más liberales o progresistas que las del NYT o NPR. El WSJ fue el primero en publicar información sobre los abusos financieros en Enron o el escándalo de las stock options.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)