Dos de los diarios financieros más prestigiosos del mundo publican analisis en los que recogen la relativa calma actual para España, pero advierten de una tormenta futura. Explican que en 2013 España deberá vender “demasiada” deuda y no habrá suficientes compradores. Por eso auguran que el país pedirá ayuda.

Bolsa de Madrid

The Wall Street Journal señala que España tiene demasiada deuda por vender y no hay suficientes compradores. La crónica de Charles Forelle y Tommy Stubbington dice: “Los bonos del gobierno español cerraron el viernes dos semanas de fuerte comercialización, dejando a España y a la eurozona en un feliz compás de espera que ha reducido la necesidad inmediata de rescate de la cuarta economía más grande del bloque. A pesar de la alegría, el futuro es confuso para España, ya que es el siguiente punto de ignición de la crisis, en potencia. Hay un amplio consenso entre los inversores con respecto a que España tendrá que pedir ayuda el próximo año, simplemente porque tiene demasiada deuda por vender y no hay suficientes compradores.

Apostar por los bonos españoles es apostar, en realidad, porque el rescate del futuro va a marchar sin problemas y España puede generar crecimiento para pagar lo que debe. Al final, el interrogante para España es saber si puede recuperar la confianza de los grandes inversores extranjeros, muchos de los cuales se han estado desprendiendo de bonos españoles desde hace dos o más años. Al igual que la mayoría de los países grandes industrializados, España tiene demasiada deuda gubernamental como para que los inversores nacionales puedan absorberla cómodamente.”

Financial Times Deutschland habla de pérdida del acceso a los mercados para España. En una entrevista a Justin Knight, experto en tipos de interés de UBS, este  asegura: “Contamos con que España perderá el acceso al mercado de capital en el segundo semestre de 2013 y necesite un amplio paquete de ayuda. El motivo de esta suposición es un problema estructural en la oferta y demanda: España tendrá que captar el año que viene 124.000 millones de euros en el mercado de capital, es decir cinco veces más que antes del estallido de la crisis. Muchos inversores internacionales se han despedido ya del mercado español y tampoco regresarán al él en breve.

Contamos con que España solicitará una compra de bonos por parte del Banco Central Europeo en enero o febrero de 2013. No obstante, ¿qué pasa si el BCE deja de comprar bonos estatales, por ejemplo porque España no cumple las condiciones que se le han impuesto? El presidente del BCE, Mario Draghi, no sólo dijo que el banco emisor hará todo lo posible por defender el euro, sino que esto sólo tendría lugar dentro del mandato. ?sta es una apostilla que muchos han pasado por alto. Si el BCE pusiese fin a sus compras de bonos y permitiese que subieran los intereses de los bonos españoles, el país necesitaría un programa de ayuda.”

Print Friendly, PDF & Email